Hola, soy Valentín García

Hace 4 años renuncié a mi empleo de oficina para ir en busca de lo que me hace feliz,
y ahora lo comparto contigo.

Facebook

¿Alguna vez te haz detenido a pensar "¿por qué se casa la gente?"? Tal vez te suene tonto siquiera consider la pregunta. A la mayoría de las personas les ofende dudar de cualquier cosa que involucre el sentido común, y eso incluye al matrimonio. Es más fácil seguirle la corriente a la sociedad con el tenor de "si todos se casan, debe ser bueno". Y en realidad puede serlo, aunque no del modo que todos esperan.

Ya sea que te cases o no. Debo remarcar que no está bien, ni está mal contraer nupcias. Se trata de una decisión dictada por tres factores: la sociedad, los sentimientos y tus expectativas sobre el amor. El primer factor te presiona, el segunda te manipula, y el tercero — se descubre al paso del tiempo — te decepciona o te deslumbra.

Aunque no quisiera generalizar, el rol del hombre y la mujer están definidos en la sociedad, especialmente en lugares con menos urbanidad. El hombre es el proveedor del hogar, la mujer es ama de casa. Siguiendo éste esquema de manera estricta, las responsabilidades generales adquiridas por ambas partes serían más o menos de la siguiente manera:

El hombre es responsable de:

  • Pagar la boda (o la mayor parte)
  • Cubrir gastos de vivienda y transporte
  • Cubrir los gastos de la familia

La mujer es responsable de:

  • Asistir a la boda
  • Encargarse de las labores del hogar: cocinar, limpiar, lavar, etc.
  • Criar a los hijos

Si estás de acuerdo en las responsabilidades del contrato establecidas anteriormente, el matrimonio convencional es para ti. Sin embargo, para quienes estamos interesados en la verdadera equidad de género, la búsqueda se limita.

Descarga gratis Guía para Ser Feliz, el libro que estoy escribiendo pensando en ti.

Afortunadamente hay excepciones al modelo tradicional de vida en pareja. Hombres y mujeres que no están de acuerdo en los roles y responsabilidades asignadas erróneamente a su género. Son personas que deciden actuar acorde a lo que desean individualmente, en lugar de obedecer la rigidez del grupo. Parejas que prefieren compartir responsabilidades de manera voluntaria, no ventajosa.

Bajo éste esquema, las responsabilidades quedarían más justas:

El hombre sería responsable de:

  • Pagar el 50% de la boda
  • Cubrir el 50% de gastos de vivienda y transporte
  • Cubrir el 50% de los gastos de la familia
  • Encargarse del 50% de las labores del hogar
  • Criar a los hijos

La mujer sería responsable de:

  • Pagar el 50% de la boda
  • Cubrir el 50% de gastos de vivienda y transporte
  • Cubrir el 50% de los gastos de la familia
  • Encargarse del 50% de las labores del hogar
  • Criar a los hijos

Así es más equitativo, ¿no crees?

 

ValentinGarcia.com.mx/es/ es un blog de Valentín García cuyos contenidos están disponibles bajo la Licencia Creative Commons

© Todos los derechos reservados • Sitio web diseñado por Valentín García