Hola, soy Valentín García

Hace 4 años renuncié a mi empleo de oficina para ir en busca de lo que me hace feliz,
y ahora lo comparto contigo.

Facebook

La libertad de expresión es el arma de nuestra generación. Es la forma en que los millennials demuestran sus berrinches, sus quejas y a veces, — sólo a veces — opiniones que vale la pena escuchar.

Después de opinar sobre el amor, es hora de la libertad de expresión. Tal vez no estés de acuerdo con lo que diré, pero es mi derecho decirlo.

Expresarse es sencillo. Ya sea escribiendo un comentario, publicando un video o compartiendo una foto. Transmitir un mensaje es el combustible de las redes sociales. Cada semana hay una #lady o un #lord. Personas que fueron víctimas de las circunstancias y malas decisiones. También los hay pero en menor medida, gente que por sus acciones positivas obtiene un poco de fama.

Tú tienes libertad de expresar lo que desees en el modo y momento políticamente correcto. Y es eso, precisamente el problema para hacer uso de dicha libertad. Expresarse es una navaja de dos filos: puedes hacer uso de ella, pero pobre de ti si lo que dices es contrario a la opinión común.

Descarga gratis Guía para Ser Feliz, el libro que estoy escribiendo pensando en ti.

Para hacer uso de la libertad de expresión de manera políticamente aceptada, se recomienda ser responsable para no lastimar sentimientos de terceros. Se recomienda ser honesto pero sin decir la cruda verdad. Puedes decir lo que piensas, a menos que no le guste a los demás.

***

Es responsable establecer límites a la libertad de cualquier tipo. La de expresión lo tiene en la hipocresía.

 

ValentinGarcia.com.mx/es/ es un blog de Valentín García cuyos contenidos están disponibles bajo la Licencia Creative Commons

© Todos los derechos reservados • Sitio web diseñado por Valentín García